Algunas reflexiones sobre Resonancia Colombia

noviembre 4, 2008

Día 1

Tuvimos la oportunidad de estar en Resonancia Colombia el pasado 28 y 29 de Octubre. Se realizaron una serie de paneles y conversatorios en los que se pretendía hacer un análisis del estado actual de la industria musical y se contó con participación de diversos sectores relacionados con la música.

Se estuvo analizando el rumbo que va a tomar la industria de la música con respecto a las nuevas tecnologías y para esto el eje central del evento fue responder una serie de preguntas que serian discutidas en general por todos los panelistas y participantes de las conferencias.

El marco general de las charlas fue hacer un análisis de cómo siendo este el momento en el que más música se ha consumido, los ingresos de la industria discográfica descienden cada vez más. Esto generó múltiples discusiones en la mayoría de los paneles puesto que se pudo ver que en realidad los ingresos de la industria no han disminuido, lo que sucede es que ya no se concentran únicamente en la venta de copias físicas como sucedía antes, sino que por el contrario, la llegada de los medios digitales ha transformado las dinámicas de consumo de la música. Desde el panel de artistas hasta el panel de sellos se discutió la importancia y facilidad que generan los medios digitales para la difusión de la música, específicamente por la posibilidad que dan de generar efectos virales en torno a la promoción de un artista. Un claro ejemplo de esto fue la entrevista con Bertis Downs, manager de R.E.M. quien mostró como a través de la estrategia web utilizada con la banda ha generado vínculos mucho más estrechos con sus fans a través de las páginas remhq.com, remring.com y ninetynights.com.

Día 1

Mucha debate generó el concepto de la distribución en medios digitales pues ya no se habló solo de los modelos P2P como Napster donde la gente intercambiaba la música, sino que se dialogó de las nuevas posibilidades de la industria, para generar ingresos a través de los medios digitales y fue acá cuando el tema de la comercialización de música a través de ringtones tomo gran importancia en las conversaciones, ya que muchos expresaron sus inquietudes acerca de esta modalidad, pues aún se desconoce mucho en cuanto a materia de derechos de autor y costos. Una de las conclusiones que salieron, es que este modelo de negocio aún está muy incipiente en Colombia, en gran parte por los altos precios. Un Ringtone musical puede costar hasta $6.000 lo cual es absurdo, sobre todo si se tiene en cuenta que una canción comprada en itunes sale por 1 dólar que en pesos colombianos es aproximadamente $2.000. Es en este punto donde, como usuarios nos preguntamos ¿cuáles son las verdaderas salidas para el negocio de la música si aunque se mantenga el negocio por diferentes variables, como el de los ringtones y los backtones, se generan ganancias millonarias que no van para el artista, sino para un montón de intermediarios que no tienen mucho que ver con la producción de un track? En ese caso yo me pregunto: ¿qué tanto vale la pena seguir produciendo música en Colombia, si las nuevas posibilidades están generando un nuevo margen de ganancias para una serie de nuevos actores que entran en la ecuación y que no están para nada cercanos al artista? Este es un tema álgido que quizá merezca una reflexión mucho más detenida y sería interesante escuchar la opinión de los verdaderos artistas.

Otro de los temas interesantes que se tocaron en el panel fue aquel de los modelos 360 que básicamente son modelos de distribución y comercialización de la música que abarcan muchas más posibilidades, como el mencionado caso de los ringtones y backtones, el uso de música en diferentes tipos de producción de televisión y cine, el uso de la música para ambientar, la venta de música en modelos digitales a través del internet y todas las otras posibilidades que conforman el modelo 360, que a nuestra manera de ver existía desde hace algún tiempo y se seguirá ampliando con el uso de nuevas tecnologías. Sin embargo, es interesante ver como están surgiendo nuevas empresas, que conscientes de esta situación, están desarrollando modelos de distribución donde reciben dinero por todas las posibles regalías de una producción, lo cual nos remite al panel de nuevos modelos de negocios donde se hablo de que uno de los grandes problemas con la cuestión de derechos de autor era que las empresas siempre se querían llevar la tajada más grande y acaparar lo que más se pueda. Si se realiza un análisis de los modelos 360, se puede decir que, partiendo del mismo nombre, tratan de abarcar la mayor parte posible, por consiguiente se podría pensar en una industria muy consciente en sacar cada vez mayor provecho del uso y distribución de las obras, sin embargo esto no necesariamente representa una mejor situación para el artista, quien en un comienzo solo se dedica a producir la obra y esa es su función, pero modelos como este del 360 parece que quisieran alejar cada vez más al músico de su obra.

Otro tema álgido fue el de derechos de autor pues era quizá donde se encontraban posiciones más encontradas. Había algunos que defendían el sistema tradicional de derechos y las editoras como Sayco ya que como decía la misma Ilona: “si no hay más pues con Sayco”, mientras que otros defendían la libre distribución y proponían cierto tipo de rebelión frente a las disqueras grandes y producir contenidos con licencias Creative Commons como el caso de Freddy Álvarez quien parecía ser el rebelde del panel de sellos pues estaba en representación del Netlabel paisa Series Media y a pesar de que en un comienzo sus intervenciones parecían ser muy idealistas y para algunos alejadas de la realidad del negocio de la música, Freddy conquistó a la audiencia y fue el único panelista que arrancó aplausos inmediatos por parte del público, además de que dejó claro que en Colombia si se puede ser independiente y aún así vivir una vida digna que dé para “pagar el arriendo y tomarse un jack daniels” como lo decía Álvarez.

Día 1

Esta dicotomía entre sellos independientes y grandes empresas genera discusiones que estan planteadas desde muchisimo antes de que se llevara a cabo Resonancia. Esto es una realidad que surje con las nuevas herramientas de la difusión de la música y la distribución digital, sin embargo, está claro que la diferencia entre unos y otros se acentuó con la llegada de las posibilidades del mundo digital, sobre todo porque esto generó un empoderamiento mucho más fuerte para los artistas y las disqueras independientes y de esta manera ellos mismos pueden promover su contenido aprovechando las diferentes maneras que hay para hacerlo. Un caso puntual es el de Lily Vásquez quien mostró como usando herramientas como Sellaband, logró recoger 50.000 dólares de sus seguidores para realizar la grabación profesional de su disco en estudio. Esto es uno de los casos que puso en evidencia las nuevas herramientas que tienen tanto fans como artistas para promover y encontrar música independiente en lugares como Sonicbids, ReverbNation y Soundcloud entre otras.

En general la sensación que nos dejó Resonancia fue positiva. Se tocaron diferentes temáticas y sobretodo se dedicó un espacio para pensar y conversar, que es algo que seguramente falta mucho en este país, especialmente en el negocio de la música donde muchas veces se detecto que hay mucha desinformación. Un ejemplo de esto podría ser cuando la representante de Emi Publishing, María Victoria Orámas, pregunto a todos los asistentes: ¿Quién sabe cómo funciona la cuestión de derechos de autor en Colombia? Y nadie respondió. Esto evidencia la falta de información que hay entre los artistas y aquellos que producen música a todo nivel, por eso es importante seguir realizando este tipo de eventos, porque solo así se consolidará una escena que este realmente informada, que conozca el funcionamiento del licenciamiento y los derechos que se tienen al registrar una obra de una u otra manera. El principal problema en Colombia parece ser la desinformación y mientras esto siga la industria no va a despegar nunca, puesto que los artistas se están encargando de pensar su música como producción artística pero no como negocio y por eso como dijo Alejandro Ramírez de Tocatta: “por eso es que los músicos estamos jodidos”. Nosotros creemos lo mismo, es necesario que los artistas separen el componente artístico del componente de negocios y le den alta importancia a cada uno porque solo así se puede llegar a pensar en vivir de la música en Colombia, Esa es nuestra posición en Radio Cápsula, pero nos gustaría escuchar lo que piensan los demás.

No hay comentarios.

Esta entrada tiene los comentarios desactivados

Escucha el stream a 128K

Winamp o iTunesWMPReal Playerm3u


Comunidad

Ir a soundcloudIr a TumblrIr a TwitterIr a FacebookIr a Flickr Ir a vimeo


Categorias

Hospedaje

Apoya la cultura libre